Archivo diario: febrero 15, 2012

Cambio en el modelo educativo


Es urgente un cambio en el modelo  educativo que incorporé a las nuevas generaciones a la era digital. Este tema candente y en los países no desarrollados esto es un problema serio ya que el resago con respecto a los países desarrollados se  profundizar. Se sigue educando, o más bien instruyendo, a los jóvenes con el modelo de la era industrial, tal cómo lo señala Albin Tofler en el video que les comparto y en su libro “La tercera ola”. Sabemos que el empleo comvencional en fábricas y oficinas es diferente y que ya no se contrata por jornadas completas, la estabilidad en el empleo y la seguridad social están desapareciendo. Lo cual hace que el desempleo de jóvenes que se incorporan a la vida productiva sea cada vez mayor, estimándose para este 2012 en 200 millones de jóvenes a nivel mundial. Eso hace impostergable el cambio de modelo ya que en la práctica el empleo formal como se ha entendido hasta ahora tiende a desaparecer, si esto no se hace el panorama para nuestros jóvenes es desolador.

Desafortunadamente en México esto no lo entienden los gobernantes, hablan de un “educación con calidad” y la incorporación bilingüe y la tecnología, pero no de un cambio verdadero, se la pasan en reformas educativas que siguen en el mismo modelo de la era industrial para incorporar a los jóvenes a esquemas para los cuales no tienen oportunidades reales. También de habla de la “cultura del emprendedor” imitando los modelos de los países desarrollados, pero en esencia es sólo una manera de vender los servicios de cierto tipo de escuelas privadas. Así se habla mucho pero no hay un avance real en este rubro de la educación, ni en otros, incluso se puede decir que existe un retroceso.

Anuncios

Planilandia


HE AQUÍ UNA aventura conmovedora de matemáticas puras, una fantasía deespacios extraños poblados por figuras geométricas; figuras geométricas que piensan yhablan y tienen todas las emociones humanas. No es ningún relato intrascendente de ciencia-ficción. Su objetivo es instruir, y está escrito con maestría sutil. Empieza a leerla y caerás bajo su hechizo. Si eres joven de corazón y aún se agita dentro de ti la capacidad de asombro, leerás sin pausa hasta llegar, lamentándolo, al final. No sospecharás sin embargo cuándo se escribió el relato y qué clase de hombre lo escribió.

Actualmente el espacio-tiempo y la cuarta dimensión son palabras familiares. Pero Planilandia, con su animado cuadro de una, dos, tres y más dimensiones, no se concibió en la época de la relatividad. Se escribió hace unos setenta años, cuando Einstein no era más que un niño y la idea del espacio-tiempo quedaba a casi un cuarto de siglo en el futuro. En aquellos días lejanos los matemáticos profesionales imaginaban ya, ciertamente, espacios de todo número de dimensiones. También los físicos estaban trabajando, en sus teorizaciones, con espacios-gráficos de dimensionalidad arbitraria. Pero se trataba de cuestiones de teoría abstracta. No había un clamor público por su dilucidación; el público apenas sabía que existían.

Podría pensarse, pues, que Edwin A. Abbott tenía que ser un matemático o un
físico para escribir Planilandia. Pero no era ninguna de esas cosas. Era, en realidad, un maestro de escuela, un director de escuela, nada menos, y muy distinguido además. Pero su campo eran los clásicos, y sus intereses primordiales la literatura y la teología, sobre las que escribió varios libros. ¿Parece ésta la clase de hombre que podría escribir una aventura matemática absorbente? Tal vez el propio Abbott pensase que no, pues publicó Planilandia con pseudónimo, como si temiese que pudiera empañar la dignidad de sus obras más ortodoxas, cuya autoría reconoció sin reticencia alguna.

A nuestras ideas del espacio y el tiempo les han sucedido muchas cosas desde que salió a la luz Planilandia. Pero, a pesar de tanto hablar de una cuarta dimensión, los fundamentos de la dimensionalidad no han cambiado. Mucho antes de que apareciese la teoría de la relatividad, los científicos consideraban el tiempo una dimensión extra. En aquella época lo veían como una dimensión aislada y solitaria que se mantenía aparte de las tres dimensiones del espacio. En la relatividad, el tiempo pasó a entremezclarse inextricablemente con el espacio para formar un mundo auténticamente cuatridimensional; y este mundo cuatridimensional resultaría ser un mundo curvo.

Tomado de la introducción de Banesh Hoffmann  al libro de Edwin A. Abbott  “Planilandia”

 

Sobre la evaluación


Un clásico de la estrategia es El arte de la guerra de Sun Tzu y conocerlo a fondo nos puede ayudar en muchas situaciones de la vida cotidiana, a continuación dejo un fragmento Sobre la evaluación con el que inicia el libro.

Sun Tzu dice: la guerra es de vital importancia para el Estado; es el dominio de la vida o de la muerte, el camino hacia la supervivencia o la pérdida del Imperio: es forzoso manejarla bien. No reflexionar seriamente sobre todo lo que le concierne es dar prueba de una culpable indiferencia en lo que respecta a la conservación o pérdida de lo que nos es mas querido; y ello no debe ocurrir entre nosotros. Hay que valorarla en términos de cinco factores fundamentales, y hacer comparaciones entre diversas condiciones de los bandos rivales, con vistas a determinar el resultado de la guerra.

El primero de estos factores es la doctrina; el segundo, el tiempo; el tercero, el terreno; el cuarto, el mando; y el quinto, la disciplina.

La doctrina significa aquello que hace que el pueblo esté en armonía con su gobernante, de modo que le siga donde sea, sin temer por sus vidas ni a correr cualquier peligro.  El tiempo significa el Ying y el Yang, la noche y el día, el frío y el calor, días despejados o lluviosos, y el cambio de las estaciones. El terreno implica las distancias, y hace referencia a dónde es fácil o difícil desplazarse,
y si es campo abierto o lugares estrechos, y esto influencia las posibilidades de
supervivencia. El mando ha de tener como cualidades: sabiduría, sinceridad, benevolencia, coraje y disciplina. Por último, la disciplina ha de ser comprendida como la organización del ejército, las graduaciones y rangos entre los oficiales, la regulación de las rutas de suministros, y la provisión de material militar al ejército.

Para quienes deseen leer el texto completo se los puedo enviar por correo.

Ulises Criollo


José Vasconcelos uno de los mejores representantes del pensamiento mexicano narra en su autobiografía Ulises Criollo múltiples pasajes de su vida que nos muestran como se desarrollo su controvertida personalidad y manera de pensar. Jose Vasconcelos, Jose Urquidi, Rafael Zubiran Peredo,

En su obra La raza cósmica plantea las taíces panhispánicas de los pueblos latinoaméricanos que heredamos de España el idioma y múltiples expresiones culturales, esto junto con la riqueza que generó en mestizaje posterior a la conquista dió origen a esa diversidad multiétnica y y cultural que tenemos y ´plantea que lo que nos podría unir es la recuperación de esas raíces, contrario al indigenismo o hispanismo promovidos por los grupos de poder, que generan un intrarracismo exacerbado, y nos hacen menospreciar a quienes tienen un color de piel diferente al nuestro, siendo nosotros varipintos. Obviamente los mitos que van a favor de lo prehispánico, o de lo criollo o español nos dividen y nos impiden integrar una identidad panhispánica. Un libro que me conmovío hasta el tuétano, cuando apenas tenía trece años,   fue su Breve Historia de México , en la que a golpe de martillo (dijera Nietzsche) pega en las grandes falacias de las historia oficial.

José Vasconcelos fue impulsor de la cultura en México tanto como encargado del despacho de la secretaría de educación pública y rector de la Universidad aurónoma de México. En su ambicioso proyecto de alfabetización, tuvo la audaz idea de enseñar a leer al pueblos mexicano nada más ni manda menos con los grandes clsicos del pensamiento humano.  Uno de los ejes de ese proyecto fueron los Libros Verdes,  así  concidos popularmente por sus cubiertas verdes, en la que publicó 17 libros con una selección, de él y de sus asesores algo arbitraria, estos libros fueron reimpresos por la SEP en los ochentas y para darles salida se los dieron a los “tragafuegos” para su venta en la vía pública, fue como me hice de algunos de ellos. Pero antes la influencia de los clásicos fue desde mi infancia una fuente que me nutrió, todavía quedaban  ecos del legado vasconcelista, ahora perdido por las llamadas “reformas educativas”.

El arte de amar


Uno de los humanistas más importantes del siglo XX es sin duda Erich Frommen su obra son un tema recurrente es la condición humana actual y los sentimientos que nos mueven,  los temas como el miedo a la libertad, el corazón del hombre, la esperanza y el amor, así como el odio y lo que llama el instinto de destrucción, están presentes a lso largo de toda su obra.

Erich Fromm

Tal vez sus sus obras más conocidas sean: El Miedo a la libertad, el corazón del hombre, la libertad de la esperanza.
En su obra El corazón del hombre, que el ser humano actual se caracteriza por su pasividad y se identifica con los valores del mercado porque el hombre se ha transformado a sí mismo en un objeto de consumo  y siente su vida como un capital que debe invertirse provechosamente. El hombre se ha convertido en un consumidor eterno, y el mundo para él no es más que un objeto para calmar su apetito. En esta era de individualismo egoísta se da de una manera patente.

Dejo a ustedes un fragmento inicial de su obra el arte de amar. Que iré  comentando, tengo disponible el libro digital, quién quiera contar con el mismo puede solicitarmelo dejando su correo en un comentario en este tema.

“¿Es el amor un arte? En tal caso, requiere conocimiento y esfuerzo.
¿O es el amor una sensación placentera, cuya experiencia es una
cuestión de azar, algo con lo que uno «tropieza» si tiene suerte? Este
libro se basa en la primera premisa, si bien es indudable que la
mayoría de la gente de hoy cree en la segunda. No se trata de que la gente piense que el amor carece de importancia. En realidad, todos están sedientos de amor; ven innumerables películas basadas en historias de amor felices y
desgraciadas, escuchan centenares de canciones triviales que hablan
del amor, y, sin embargo, casi nadie piensa que hay algo que
aprender acerca del amor.”