Archivo diario: febrero 29, 2012

Hexagramas del I Ching


Con los trigramas del Pa Kua (explicado en la nota anterior) se forman los  hexagramas, de los cuales se obtiene 64 combinanciones llamadas hexagramas que se muestran más abajo en la  tabla (tomada de la wikipedia).  En la parte de arriba y la columna de la derecha  aparecen los trigramas con cuyas combinaciones se obtienen los hexagramas a cada uno se les asigna un número que más adelante será explicado y teien que ver con  los opuestos y sus transformaciones, de ahí el nombre de “El libro de las mutaciones” como se traduce al español el término I Ching. En próximas notas se explicarán algunos de estos hexagramas, así como la forma habitual de consulta usando seis monedas.

Trigramme2637 ☷.svg
坤(地)
Trigramme2636 ☶.svg
艮(山)
Trigramme2635 ☵.svg
坎(水)
Trigramme2634 ☴.svg
巽(風)
Trigramme2633 ☳.svg
震(雷)
Trigramme2632 ☲.svg
離(火)
Trigramme2631 ☱.svg
兌(泽)
Trigramme2630 ☰.svg
乾(天)
←上卦
↓下卦
Trigramme2637 ☷.svg
Trigramme2630 ☰.svg
11.地天泰
Trigramme2636 ☶.svg
Trigramme2630 ☰.svg
26.山天大畜
Trigramme2635 ☵.svg
Trigramme2630 ☰.svg
5.水天需
Trigramme2634 ☴.svg
Trigramme2630 ☰.svg
9.風天小畜
Trigramme2633 ☳.svg
Trigramme2630 ☰.svg
34.雷天大壮
Trigramme2632 ☲.svg
Trigramme2630 ☰.svg
14.火天大有
Trigramme2631 ☱.svg
Trigramme2630 ☰.svg
43.泽天夬
Ken.png
Trigramme2630 ☰.svg
1.乾為天
Trigramme2630 ☰.svg
乾(天)
Trigramme2637 ☷.svg
Trigramme2631 ☱.svg
19.地泽臨
Trigramme2636 ☶.svg
Trigramme2631 ☱.svg
41.山泽損
Trigramme2635 ☵.svg
Trigramme2631 ☱.svg
60.水泽節
Trigramme2634 ☴.svg
Trigramme2631 ☱.svg
61.風泽中孚
Trigramme2633 ☳.svg
Trigramme2631 ☱.svg
54.雷泽归妹
Trigramme2632 ☲.svg
Trigramme2631 ☱.svg
38.火泽睽
Trigramme2631 ☱.svg
Trigramme2631 ☱.svg
58.兌為泽
Trigramme2630 ☰.svg
Trigramme2631 ☱.svg
10.天泽履
Trigramme2631 ☱.svg
兌(泽)
Trigramme2637 ☷.svg
Trigramme2632 ☲.svg
36.地火明夷
Trigramme2636 ☶.svg
Trigramme2632 ☲.svg
22.山火賁
Trigramme2635 ☵.svg
Trigramme2632 ☲.svg
63.水火既济
Trigramme2634 ☴.svg
Trigramme2632 ☲.svg
37.風火家人
Trigramme2633 ☳.svg
Trigramme2632 ☲.svg
55.雷火豊
Trigramme2632 ☲.svg
Trigramme2632 ☲.svg
30.離為火
Trigramme2631 ☱.svg
Trigramme2632 ☲.svg
49.泽火革
Trigramme2630 ☰.svg
Trigramme2632 ☲.svg
13.天火同人
Trigramme2632 ☲.svg
離(火)
Trigramme2637 ☷.svg
Trigramme2633 ☳.svg
24.地雷復
Trigramme2636 ☶.svg
Trigramme2633 ☳.svg
27.山雷頤
Trigramme2635 ☵.svg
Trigramme2633 ☳.svg
3.水雷屯
Trigramme2634 ☴.svg
Trigramme2633 ☳.svg
42.風雷益
Trigramme2633 ☳.svg
Trigramme2633 ☳.svg
51.震為雷
Trigramme2632 ☲.svg
Trigramme2633 ☳.svg
21.火雷噬嗑
Trigramme2631 ☱.svg
Trigramme2633 ☳.svg
17.泽雷随
Trigramme2630 ☰.svg
Trigramme2633 ☳.svg
25.天雷无妄
Trigramme2633 ☳.svg
震(雷)
Trigramme2637 ☷.svg
Trigramme2634 ☴.svg
46.地風升
Trigramme2636 ☶.svg
Trigramme2634 ☴.svg
18.山風蠱
Trigramme2635 ☵.svg
Trigramme2634 ☴.svg
48.水風井
Trigramme2634 ☴.svg
Trigramme2634 ☴.svg
57.巽為風
Trigramme2633 ☳.svg
Trigramme2634 ☴.svg
32.雷風恒
Trigramme2632 ☲.svg
Trigramme2634 ☴.svg
50.火風鼎
Trigramme2631 ☱.svg
Trigramme2634 ☴.svg
28.泽風大過
Trigramme2630 ☰.svg
Trigramme2634 ☴.svg
44.天風姤
Trigramme2634 ☴.svg
巽(風)
Trigramme2637 ☷.svg
Trigramme2635 ☵.svg
7.地水師
Trigramme2636 ☶.svg
Trigramme2635 ☵.svg
4.山水蒙
Trigramme2635 ☵.svg
Trigramme2635 ☵.svg
29.坎為水
Trigramme2634 ☴.svg
Trigramme2635 ☵.svg
59.風水渙
Trigramme2633 ☳.svg
Trigramme2635 ☵.svg
40.雷水解
Trigramme2632 ☲.svg
Trigramme2635 ☵.svg
64.火水未济
Trigramme2631 ☱.svg
Trigramme2635 ☵.svg
47.泽水困
Trigramme2630 ☰.svg
Trigramme2635 ☵.svg
6.天水訟
Trigramme2635 ☵.svg
坎(水)
Trigramme2637 ☷.svg
Trigramme2636 ☶.svg
15.地山謙
Trigramme2636 ☶.svg
Trigramme2636 ☶.svg
52.艮為山
Trigramme2635 ☵.svg
Trigramme2636 ☶.svg
39.水山蹇
Trigramme2634 ☴.svg
Trigramme2636 ☶.svg
53.風山漸
Trigramme2633 ☳.svg
Trigramme2636 ☶.svg
62.雷山小過
Trigramme2632 ☲.svg
Trigramme2636 ☶.svg
56.火山旅
Trigramme2631 ☱.svg
Trigramme2636 ☶.svg
31.泽山咸
Trigramme2630 ☰.svg
Trigramme2636 ☶.svg
33.天山遯
Trigramme2636 ☶.svg
艮(山)
Trigramme2637 ☷.svg
Trigramme2637 ☷.svg
2.坤為地
Trigramme2636 ☶.svg
Trigramme2637 ☷.svg
23.山地剥
Trigramme2635 ☵.svg
Trigramme2637 ☷.svg
8.水地比
Trigramme2634 ☴.svg
Trigramme2637 ☷.svg
20.風地观
Trigramme2633 ☳.svg
Trigramme2637 ☷.svg
16.雷地豫
Trigramme2632 ☲.svg
Trigramme2637 ☷.svg
35.火地晋
Trigramme2631 ☱.svg
Trigramme2637 ☷.svg
45.泽地萃
Trigramme2630 ☰.svg
Trigramme2637 ☷.svg
12.天地否
Trigramme2637 ☷.svg
坤(地)


Anuncios

Pa Kua


Según la leyenda, fue el emperador chino Fu Hi quien, a mediados del milenio II antes de nuestra era, vio la existencia de similitudes entre las marcas inscritas en él y las existentes en el cielo, representadas por las constelaciones. A partir de dicha observación, creó los ocho trigramas, que rigen las leyes universales, el orden del mundo, los fenómenos de la naturaleza, y al ser humano. Cada trigrama está en relación con uno de los ocho puntos cardinales,  de una manera diferente a como se colocan en occidente, el sur arriba y el norte abajo, el oeste a la derecha y el oeste a la ixquierda.  La traducción de los vocablos chinos, pa significa ‘ocho’, y kua ‘mutaciones, transformaciones’ o ‘cambios’. Cada uno de los ocho estados de cambio se representa con tres líneas pudiendo estas ser completas (yang) o cortadas (yin). En la figura los trigramas se ordenan de acuerdo a la estructura familiar

El significado cosmogóncio que se le da a los trigramas es el siguiente:

  1. CH’IEN, Tres trazos superpuestos, representa al Cielo. Reina en el sur. Padre.
  2. K’UN, Tres trazos quebrados superpuestos, representa la Tierra. Reina en el norte. Madre
  3. CHEN, Un trazo continuo en la base y dos quebrados arriba, representa el tueno. Reina en el nordeste.  Hijo Mayor
  4. K’AN, Dos trazos quebrados y un trazo continuo en el centro, representa el agua. Reina en el oeste. Segundo hijo
  5. KEN, Dos trazos quebrados superpuestos y uno continuo arriba, representa la montaña. Reina en el noroeste. Tercer hijo
  6. SUN, Un trazo quebrado en la base con dos trazos continuos encima, representa el viento. Reina en el sudoeste. Primera hija
  7. LI, Un trazo quebrado en medio de dos trazos continuos, representa el fuego. Reina en el este. Segunda hija
  8. TUI, Dos trazos continuos superpuestos, con un trazo quebrado encima, representa el lago. Reina en el sudeste. Tercera hija.

Nota elaborada con material tomado de la wikipedia y del I-Ching, de la versión completa  en español publicado por Richard Wilhelm.

 

Telecosmos


En el libro “Telecosm: How infinte Bandwith will revolutionize our World” publicado en 2000 (The free Press, Simon and Schuster, Inc.) su autor George Gilder plantea los inquietantes cambios que se darán en la era digital, al aumentar el ancho de banda en las telecomunicaciones. Estos cambios ahora son una realidad,   vemos como ahora los dispositivos móviles y las diferentes conexiones a la internet   han cambiado la forma de comunicación. Los medios ópticos  dispostivos  como el CD y DVD y otros convencionales que se creían firmemente establecidos y que iban a durar por mucho tiempo están siendo sustituidos, incluso se pronostica que quedarán en desuso como ocurrió con los acetatos y los medios mágnéticos. La interfaz USB ha sustituído a otras como los puertos de comunicación paralelo y serial, y la memoria digital (flash) se usa cada vez más para llevar información a cualquier parte dónde estemos y están sustituyendo a los medios ópticos convencionales. Ahora bien  tanta tecnología ¿apar qué?, ya tenemos las herramientas ahora queda por delante la tarea de como usarlas para fines productivos.

En su libro “La tercera ola”  Alvin Toffler habla de la era de la información que sustituíra a la era industrial (segunda ola) y que a su vez sustituyó a la era agrícola (primera ola); ahora se habla de “la cuarta ola”, aunque personalmente la considero otra fase de la era de la información con los grandes alcances de interconexión que han logrado las TIC (tecnologías de la información y la comunicación). Así algunos autores consideran  que las TIC son un conjunto de herramientas, como un conjunto de habilidades y competencias para hacer lo de siempre pero de una manera más fácil, económica y productiva. Así desde el punto de vista de la nueva industria y las instituciones. De esta manera las TIC se convierten y poderoso agente de cambio por su valor de comuniación, transferencia de información, difusión del conocimiento y por la interconexión social que conlleva. El cambio en nuestra forma de comunicación ya es un hecho, y los medios de comunicación masiva, muy influyentes en la primera fase de la “Tercera Ola”, están siendo sustituídos por la acelerada emergencia de las llamdas “nuevas tecnologías”

Prosumidores


Alvin Toffler autor de varios libros como “El shock del futuro” y “La tercera ola” acuñó el término “prosumidor” refiriéndose a que está llegando una época en la que debemos ser productores-consumidores de bienes, así como recurrir al trueque, en lo que hoy se conoce como “comercio justo”. Y su predicción se ha cumplido los recursos del planeta se están agotando, en la práctica con su capacidad actual no cubre las necesidades de toda la gente para darle una buena calidad de vida, se estima que a lo más alcanza para el 50% de la población mundial actual.

El panorama es desolador para muchos países con escasos recursos naturales y presagia guerras para controlar los existentes. México es un blanco natural para estas ambiciones de los países poderosos empezando por nuestro vecino del Norte, tal vez de ahí la prisa de nuestros gobiernos de plegarse a sus intereses. Sin embargo tenemos la posibilidad de ser productivos y proveernos de satisfactores, incluso la autosuficiencia alimentaria con un buen aprovechamiento de las tierras disponibles, muchas de ellas abandonadas por la distorsión de los programas para “combatir a la pobreza extrema” y el abandono de los pequeños productores en beneficio de los nuevos latifundistas.

¿Cómo hacerlo? sería la pregunta natural… desde mi punto de vista trabajando eficientemente cualquier pedazo de tierra disponible ya sea en el campo o en las zonas urbanas donde existen grandes extensiones de tierras sin un uso productivo, a lo más como jardines solo para la  recreación de sus propietarios, lo cual es un desperdicio enorme. Si no tenemos un gran jardín o terreno, podemos sembrar en macetas y terraza como ya se hecho  en muchas partes de México y del mundo. Creo es un tema es importante y debemos desarrollar proyectos de este tipo, incluso existen recursos públicos para hacerlo.

Visitando al tío Chon


Ayer me compartió mi amiga Inés una experiencia personal y familiar en un relato, que escribió al vuelo, y me autorizó a publicarlo. En el mismo narra sus experiencias al visitar a sus tíos en el penal del  Topo Chico tristemente célebre en la actualidad, parecido al de la leyenda urbana del  Palacio negro de Lecumberri que conocí  en mis visitas a Don Giorgio en los sesentas. Son testimonios y experencias, muchas veces dolorosas que no quiere ser recordadas y menos hacerlas públicas, sin embargo comparto con mi amiga que son vivencias para que se conozcan y muestren una parte de la época que nos ha tocado vivir. A continuación dejo fragmentos a reserva de ponerlo a disposición el relato completo a quienes lo soliciten  dejando un mensaje en este blog.

“No sabia que a la antigua cárcel de Lecumberri le llamaran el palacio negro. Y tampoco que hora esta ahí el archivo de la nación. Hoy leyendo un blog de un buen amigo Jorge Blásquez, sobre dicho penal, apenas comencé en el primer renglón y se agolparon en mi los recuerdos de los años setentas. Tendría yo unos ocho o nueve años.  Era la primera vez que pisaba un penal, era el penal del Topo Chico. Mis padres se salieron del campo por la sequía, y vinieron a la ciudad, Monterrey para pasar ese tiempo, mientras llovía de nuevo y regresar a sembrar. Nos quedábamos en unas casitas de vecindario con techos de cartón…” Mi hermana, mayor que yo nueve años, trabajaba de sirvienta en una casa de la colonia del valle. Salía los domingos. Por aquel entonces, dos de mis tíos, también del campo, establecidos en la ciudad, estaban ambos en prisión, en ese penal del Topo. Mi tío Gabriel, hermano de mi mama, y mi tío Chon hermano de mi papa, que por cierto, nunca supe porque me apodaba Camila. Los llevaron al bote en distintos tiempos y circunstancias y por la misma razón. Narcomenudeo, del rancho a la ciudad. Mi mama no iba nunca a ver a su hermano, ella sufría ya con saberlo encerrado, mi papa tampoco, era muy frío y distante con sus hermanos. Así que mi hermanita siempre después de salir de su trabajo, y llegar al cuartito donde nos quedábamos una familia de cinco chiquillos, y mis papas, tomaba algunas cosas que mi mama preparaba desde temprano para llevarlas a la cárcel…”

La imaginación activa


Carl Gustav Jung encontró en el inconsciente una fuente de imágenes  que emergen a través de los sueños y con son “mensajes” que nos llegan desde nuestro mundo interno y que con su interpretación puedendar un método para encontrar nuestra esencia como seres humanos en un proceso que llamó de individuación. Además en el inconsciente identificó el origen de nuestra creatividad en lo que llamó la imaginación activa. Así Jung sin menoscabo de los hallazgos de Sigmund Freud y sus predecesores Eugen Bleuler, Pierre Janet y otros, le da otro alcance a la investigación del inconsciente no sólo desde el punto de vista terapéutico para el tratamiento de estados patológicos como la neurosis o la histeria.

Mandala

Como ya lo mencioné en otra nota,  su libro, escrito en conjunto con sus colabores cercanos,  “El hombre y sus símbolos”  divulga el alcance de su trabajo poco antes de su muerte. Si se quiere ver a Jung desde otros ángulos contribuyó no sólo al campo de la psicología analítica, como llamó a su escuela sino que ha sido uno de los grandes pensadores en la historia de la humanidad  que nos han dejando un legado sobre el estudio de nuestra naturaleza. Su creación de la teoría del inconsciente colectivo ha influído en muchas vertientes del pensamiento contemporáneo. Co su concepto de la imaginación activa nos da algunos métodos para estimular nuestra creatividad y explorar nuestro inconsciente  concentrados en la alguna forma de actividad artística, tales como el dibujo, el modelado y la pintura, es un ejercicio de libre asociación de ideas con el cual emergen  imágenes,  esos mensajes misteriosos y con un contenido aparentemente sin sentido, que nos permiten explorar nuestro mundo interior en estado consciente, sin necesidad de algún estímulo artificial o estado inducido, siendo lo único esa actividad que nos genera el placer de haber creado algo que nos pertenece: la verdadera esencia que encontramos en cada obra de arte.