Archivos por Etiqueta: rené descartes

Brevísimo 1-0110: Mente Humana


La mente humana es uno de los grandes misterios que han precupado a los pensadores de diversas  culturas. Se ha representado con diferentes aproximaciones de corte: filosófico, psicológico, religioso o científico. En la antigüedad no se le daba gran importancia al cerebro, y los griegos pensaban que la esencia era el alma o espiritú que residía en el vientre. Platón hablaba del mundo de las ideas como el lugar dentro del ser humano que le permitía captar la naturaleza real del mundo físico. En el pensamiento taoísta se hablaba de la esencia del microcosmos y microcosmos como el Tao. Más adelante el fundador del racionalismo Rene Descartes hizo la afirmación contundente: “pienso luego existo”, que daba cuenta que en le acto de pensar se afirmaba nuestra existencia.  Después se habló de nuestra parte racional y la parte irracional de nuestra, refiréndose está última la parte instintiva que tiene el hombre, a esta parte le llamó en los albores del siglo XX Sigmund Freud les llamó conscienteinconciente; Carl G. Jung le dió un sentido a la teoría piscoanalítica más amplió, diciendo que nuestra mente tiene cuatro funciones: pensamiento, intuición, sentimiento y percepción; encontrando en los símbolos existentes en diferentes culturas, cómo elementos que emergen del inconsciente colectivo. En el siglo XX surgieron las neurociencias de caracter interdisicplinario para encontrar una manera más completa del fucionamiento de nuestra mente, dándole una importancia fundamental a nuestro sistema nervioso. En una representación más Karl Popper establece tres mundos: 1) empirico (físico), 2) mundo de la reflexión (experiencias subjetivas), 3) Ciencia y Cultura (mundo de los productos del hombre). En esta micropedia se tienen notas sobre diferentes aspectos mencionados.


Imagen tomada de:  http://nuestramenteysupoder.blogspot.mx/


Anuncios

Nuestras creencias


A lo largo de nuestras vidas aprendemos muchas cosas que van poblando nuestro pensamiento e imaginación y que conforman nuestro sistema de creencias. Es como si a lo largo de nuestras vidas construyéamos un gran edificio, al que consideramos “la obra maestra de nuestras vidas” y el cual depositamos, nuestra confianza y expectativas. Pero son sólo eso conceptos que vamos apilando a manera de un “castillo de naipes” como lo expresó mi querida amiga Vanessa en una de nuestras amenas  charlas en la cafetería virtual.

Su observación es exacta, nuestro sistema de creencias en el cual confiamos y fincamos nuestra existencia, es sólo eso un “castillo de napies” frágil y que cualquier evento en nuestars vidas puede derribarlo. Incluso hasta la firme creencia de que hay un ser superior a nosotros que nos marca el camino a seguir y nos ayuda. Esto lo cree más del 95% de las personas de este planeta que habitamos. Otros fincan la confianza en su racionalidad o su espiritualidad, pero que pasaría si esto a su vez no tuviera un soporte real. ¿Cómo nos sentiríamos?… podría decirse ¡¡bah, plamplinas!! me basta y sobra con creerlo.

Pero está ha sido tal vez la gran preocupación, la gran pregunta que se han hecho los pensadores de  todos tiempos desde a Buda hasta Descartes, Eisntein o Hawking. Así se llega al punto que René Descartes enuncia diciendo “pienso sólo luego existo”… pero ¿es cierto quede ahí de esa duda fundamental debe partir nuestra nueva construcción de nuestras vidas?. No lo creo así ante todo antes de empezar a pensar, percibimos y sentimos. No sólo razonamos también intuimos. Esto lo descubrió y desarrolló en su teoría del inconsciente Carl Gustav Jung. Todo apunta hacia que para poder hacer esa reconstrucción en la cual replantear el sentido de nuestras vidas, está en nuestro interior y no afuera. Ahora bien, dejo está reflexión con una pregunta ¿cómo hacerlo?