Archivo diario: marzo 21, 2012

Brevísimo 1001: el manto de la sabiduría


Me llamo  Xoreb Phi, nombre que me dió mi maestro en la ceremonia de iniciación y dijo “sal, es hora de regresar a la aldea”. Después de esto empezó realmente mi búsqueda de la sabiduría. Un día en la tienda de un anticuario ví una pintura, que me abrió la mente en forma definitiva. Era un recinto mitad luminoso, mitad en la penumbra. Del lado luminoso se encontraba un anciano pensativo, al lado de una ventana y bajo la misma tenía su vetusto  escritorio. En la penumbra estaba un sirviente, a lado del  hogar que calentaba el recinto, y cocinando en un caldero. El lado luminoso y la penumbra estaban separados por una escalera de caracol, que le daba al conjunto un aspecto misterioso a  ese recinto.  En ese momento tuve un atisbo de la sabiduría y me despojé del manto que se me había sido dado por mi sinceridad y devoción. Supe entonces que el verdadero manto es invisible y no lleva costuras.


Pueden buscar en esta micropedia una nota sobre el libro “El hombre y sus símbolos” de Carl Gustav Jung


Anuncios

Brevísimo 0111: Pasión por las ondas


Claro, las ondas no me gustan, me han fascinado desde niño; cuando veía moverse el agua, o cuando agitaba el café con leche me podía pasar mucho tiempo viendo las formas que generaba, el misterio  de un remolino de agua en el lavabo, o en el aire en un remolino. Más adelante cuando estudié electromagnetismo en el bachillerato, o cuando cayó en mis manos un libro que se titulaba Waves en el que estudié de manera formal el secreto de las ondas. La llamada ecuación de onda, esto me hizo estudiar con pasión las ecuaciones de Maxwell  que describen el comportamiento de las ondas electromagnéticas. Estudié con pasión el análisis vectorial y tensorial, herramienta fundamental para estudiar todo tipo de ondas hasta las gravitatorias, el gran secreto del comportamiento del Universo y que Einstein empezó a dilucidar. Así también llegué al mundo de las ondas elásticas, que lujo, ahí estaba el secreto de la Música, de la voz humana, del flujo del agua, o de las vibraciones. Un día me encontré al análisis de señales y estudié al señor Fourier y su manera de esclarecer el secreto de las ondas en el dominio de la frecuencia. Esto me llevó a realizar mi tesis profesional sobre el análisis digital de Fourier de señales acústicas, aunque tuve que esperar varios años para tener una tecnología que lo hiciera realizable.

Pero además de las ondas físicas, también las ondas del pensamiento han nutrido mi alma y ahora me he convertido en un modesto maquilador de  ondas que emito en el etéreo Universo de la virtualidad.

¿Qué pasó ayer después del sismo?


Ayer se hizo un manejo desaseado de la información durante el sismo, no es verosímil que la ciudad haya quedado prácticamente intacta, según la versió oficial de un sismo de 7.8 Richter (terremoto) con una duración de casi un minuto. El SSN reportó inicialmente 6.6 y ahora es blanco del escarnio en la red, en especial en twitter, quedaron como una bola de ineptos, y no lo son. El SSN tiene una red de sismógrafos que monitorean en especial la brecha de Guerrero y que además por norma debe verificarse la información con las lecturas de sismógrafos en otras partes del mundo. En lo personal confié en el informe preliminar del SSN, que no fue cambiado hasta 4 horas después, cuando hizo su declaración Poiré, pero siguió reportando las replicas. En lo personal la percepción que tuve, y con base en experiencias anteriores en el mismo lugar (La Magdalena Contreras) había durado menos de medio minuto con una intensidad no mayor a 6.5, se que es diferente en las zonas de la ciudad asentadas en el lecho de lo que fue el gran lago del Valle de Anáhuac. Los reportes de daños lo corroboraron, aunque hubo pánico. pero los medios insistieron en 7.8 emitido por un  servicio geológico norteamericano, e incluso me pareció irresponsable el manejo que hicieron de esta información.

Para empezar si el SSN no es el autorizado para emitir información que no lo haga, y menos sin verificar con otras partes del mundo. Nuevamente un error grave de la burocracia mexicana, en esto hay una falta de seriedad y debe aclararse, se nos debe una explicación.