Lo grande, lo pequeño y la mente humana (I)

En su libro “Lo grande, lo pequeñoy la mente humana”  Roger Penrose, publicado en 1989 destaca algo muy importante “una visión sorprendente y original acerca de los muchos aspectos, en apariencia dispares, de la física, las matemáticas, la biología, las ciencias del cerebro e incluso la filosofía que podían ser subsumidos dentro de una nueva, aunque todavía no definida, teoría de los procesos fundamentales” (Malcolm Longair en el prólogo al libro). El libro está basado en sus «Conferencias Tanner» de 1995, en estas pláticas conversó con algunos colegas entre ellos Abner Shimony, Nancy Cartwright y Stephen Hawking. Los tres primeros capítulos hace una exposición somera de sus ideas,  las aportaciones de los tres participantes, en los capítulos 4, 5 y 6, plantean muchas de las cuestiones que aquellas habían suscitado. Finalmente, en el capítulo 7 Penrose comenta sobre estos planteamientos.

En los capítulos escritos por él hace una relación de los problemas más profundos de la ciencia moderna  Penrose es reconocido como uno de los matemáticos contemporáneos más dotados y ha proporcionado herramientas muy poderosas para la física. Su trabajo más famoso es el publicado con Stephen Hawking relacionados con las teorías relativistas de la gravedad, en sus teoremas demuestra dos puntos importantes: 1) De acuerdo con las consecuencias de las
teorías relativistas clásicas de la gravedad, “dentro de un agujero negro debe existir inevitablemente una singularidad física, es decir, una región en la que la curvatura del espacio o, de forma equivalente, la densidad de materia, se hace infinitamente grande 2) que, de acuerdo con las teorías relativistas clásicas de la gravedad, existe inevitablemente una singularidad física similar en el origen en los modelos cosmológicos de Gran Explosión.” (comentarios de Malcolm Longair).

Este es sólo un aspecto del amplio conjunto de sus aportaciones hechas en muchas áreas diferentes de la matemática. Su trabajo más popular está relacionado  con el estudio de la las teselas, a través de  más familiarizado con este aspecto de su trabajo y a través de las imágenes imposibles de M.C. Escher  Resulta fascinante que fuera el artículo de Roger y de su padre, L.S. Penrose, el que proporcionara la inspiración para varios grabados imposibles de Escher.

Anuncios
Publica un comentario o deja una referencia: URL de la referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: