Archivo diario: marzo 9, 2012

Nuestras creencias


A lo largo de nuestras vidas aprendemos muchas cosas que van poblando nuestro pensamiento e imaginación y que conforman nuestro sistema de creencias. Es como si a lo largo de nuestras vidas construyéamos un gran edificio, al que consideramos “la obra maestra de nuestras vidas” y el cual depositamos, nuestra confianza y expectativas. Pero son sólo eso conceptos que vamos apilando a manera de un “castillo de naipes” como lo expresó mi querida amiga Vanessa en una de nuestras amenas  charlas en la cafetería virtual.

Su observación es exacta, nuestro sistema de creencias en el cual confiamos y fincamos nuestra existencia, es sólo eso un “castillo de napies” frágil y que cualquier evento en nuestars vidas puede derribarlo. Incluso hasta la firme creencia de que hay un ser superior a nosotros que nos marca el camino a seguir y nos ayuda. Esto lo cree más del 95% de las personas de este planeta que habitamos. Otros fincan la confianza en su racionalidad o su espiritualidad, pero que pasaría si esto a su vez no tuviera un soporte real. ¿Cómo nos sentiríamos?… podría decirse ¡¡bah, plamplinas!! me basta y sobra con creerlo.

Pero está ha sido tal vez la gran preocupación, la gran pregunta que se han hecho los pensadores de  todos tiempos desde a Buda hasta Descartes, Eisntein o Hawking. Así se llega al punto que René Descartes enuncia diciendo “pienso sólo luego existo”… pero ¿es cierto quede ahí de esa duda fundamental debe partir nuestra nueva construcción de nuestras vidas?. No lo creo así ante todo antes de empezar a pensar, percibimos y sentimos. No sólo razonamos también intuimos. Esto lo descubrió y desarrolló en su teoría del inconsciente Carl Gustav Jung. Todo apunta hacia que para poder hacer esa reconstrucción en la cual replantear el sentido de nuestras vidas, está en nuestro interior y no afuera. Ahora bien, dejo está reflexión con una pregunta ¿cómo hacerlo?

Anuncios

Cambio en el modelo de trabajo


En la era digital el modelo de trabajo convencional está cambiando rápidamente, en el área de servicios muchas empresas están dejando de tener una estructura de organización basada en el empleo que requiere la presencia del personal en una oficina, lo que conlleva gastos fijos muy grandes tanto en nómina, pago de servicios profesionales e infraestructura. Las empresas están recurriendo cada vez más al “outsourcing” delegando en una empresa experta el manejo de muchos aspectos de su modelo de negocio, por otra los llamados “call-center” y “e-service” también manejan multiplicidad se servicios que con anterioridad significa una planta de personal y una infraestructura costosa. La compra por internet ya es una realidad en muchos productos y que ha posicionado a empresas como Dell o Amazon, ahora ya es natural hacer el pedido de una computadora, de un libro o una película por internet y con el soporte de créditoo de los bancos.

Pero no toda la gente está “on-line”, y literalmente no está en línea con lo que ocurre, los negocios de mercado libre y los prestadores de servicios por internet son cada vez más amplios. Junto con el concepto de comercio justo ya también se distribuyen a nivel mundial artesanías, productos agropecuarios, y manufacturas que bien pueden hacer con pequeñas fábricas robotizadas en una cochera, las manufacturas a la medida ya son una realidad y creo que en los próximos años desplazarán a muchas formas de manufactura y comercialización convencionales.

Esto quiere decir que el empleo fijo convencional está desapareciendo y las cifras de más de 200 millones de jóvenes que se incorporan a la vida productiva, no tendrán oportunidades de encontrar algún trabajo convencional. Por otra parte las perosnas de más de 40 años, o menos, tampoco encuentran oportunidades e inclusive las capacidades y experiencia en muchos son obsoletas y tendrían nuevamente que capacitarse en otros aspectos e inclusive estudiar una nueva carrera, digamos hacer un “cambio de giro”, mi pregunta es: ¿En México cuantas personas están preparadas para estos cambios?… preocupante el panorama.

Meditar sólo un momento


La palabra meditación se usa en diferentes sentidos, por lo que a mí me agrada más llamarle mantenerse en un estado no alterado, ya sea por el estrés o por otro tipo de situación, no significa esto estar medio adormilado o “soñar despierto”, podemos decir que es nuestro estado base en vigilia, en reposo, sin tensiones y muy perceptivos de lo que ocurre a nuestro alrededor, sin distraernos en algo en especial,  reflexionar sobre algún tema, o escuchar algo. Esto nos ha ocurrido en algunas ocasiones que nos encontramos en un estado de conciencia nada más percibiendo lo que ocurre a nuestro alrededor. Este estado por lo común no es frecuente, por que normalmente estamos sometidos a diferentes tipos de situaciones que alteran ese estado que en principio debería ser considerado nuestro “estado normal de conciencia” o tal vez nuestro “estado original de conciencia”.
Se han elaborado muchos esquemas para lograr ese estado y hay técnicas llamadas de “meditación”, auqnye meditar estrictamente significa reflexionar sobre algún tópico como: el amor, la bondad, la compasión o la felicidad. En realidad no se trata de eso sino de dejar nuestra “mente vacía” como se expresa en algunas disciplinas, estamos despiertos sin tensiones, atentos a lo que puede ocurrir. Esta fue las enseñanza de los monjes budistas y taoístas para preparar mentalmente a los practicantes de las artes marciales y grandes líderes.

El punto es que estas disciplians son díficiles de practicar en nuestra realidad actual, y no tenemos una mentalidad al estilo del pensamiento oriental, coceptualizamos mucho, nuestra cabeza está llena esquemas que nos impiden lograr este tipo de estado. Desde mi punto de vista lo mejor practicar cotidianamente rutinas que nos permitan lograr ese “estado de conciencia base” de manera natural y en cualquier lugar que nos encontremos… ¿será posible “meditar” sólo un momento, sin reflexiones, lindos pensamientos, ni tensiones?

Les dejo este video que compartieron en un foro en el que participo… como un ejemplo sencilllo de lo que he comentado…