Archivo diario: marzo 2, 2012

El descubrimiento del vacío (II)


En su libro “Hasta Dónde el ojo alcanza” Isaac Asimov menciona el experimento de Torricelli  como un evento fundamental en la historia de la Ciencia. Ya que contribuye objetivamente a entender la naturaleza del vacío. Dejo aquí un fragmento del ensayo “El descubrimiento del vacío”, misma que está disposición de queines lo soliciten en este blog.

“En la vida corriente tendemos a pensar en el aire como si no fuera nada. Si miramos un recipiente que no contiene nada más que aire, lo describimos como «vacío». En cierto modo, hay algo de acertado en la descripción silo comparamos con algún otro objeto de los que nos rodean. Lo más denso que conocemos, bajo las condiciones estándar que nos rodean en la superficie de la tierra, es el metal osmio. Un centímetro cúbico de osmio tiene una masa de 22,57 gr, así que su densidad es 22,57 gr/cm3. (Para aquellos a quienes resulte difícil visualizar medidas métricas, aclararé que 1 pulgada cúbica equivale a 16,39 centímetros cúbicos, y 1 onza es igual a 28,349 gramos. Por consiguiente el osmio tiene una masa de 13,04 oz/pulg. cúbica. No obstante, voy a quedarme en el sistema métrico.) En comparación, la densidad del aire es de unos 0,00128 gr/cm3, que es aproximadamente 1/17,600 de la densidad del osmio. En estas circunstancias es tentador considerarlo como «nada». El hecho de que el aire tenga masa, y que por tanto sea atraído por el campo de gravedad de la tierra y que pueda medirse por su peso, no quedó establecido hasta 1643. En esa fecha el físico italiano Evangelista Torricelli (1608-1647) demostró que si un tubo abierto por un extremo se llena de mercurio y se invierte en un depósito de mercurio, no todo el mercurio del tubo cae al depósito. Una columna de mercurio de 76 cm permanece en el tubo, mantenida allí indefinidamente por el peso del aire que presiona el mercurio del recipiente. La densidad del mercurio es de 13,546 gr/cm3, lo que supone 10.583 veces la densidad del aire. Esto significa que una columna de mercurio suspendida en un tubo cerrado debe estar contrarrestada por una columna de aire 10.583 veces más alta que la columna de mercurio.”

Anuncios