Archivo diario: enero 27, 2012

Zen y pensamiento occidental


El Zen es incomprensible para la manera de pensar habitual en occidente. Se busca una aproximación con lecturas y racionalizando conceptos. Esto no es posible. Se piensa en el Zen como un sistema filosófico doctrinario, no lo es. También se le confunde como una forma de meditación, y no es cierto, ya que en la meditación propiamente dicha se trata de enfocar la atención en un objeto y obtener un logro espiritual o intelectual. En el Zen no se fija la atención sobre ningún objeto o pensamiento. El Zen rechaza la pasividad y el abandono, sólo nos mantiene en estado de alerta continuo.  También se dice que el Zen es una religión, si bien es cierto al Zen se considera una forma de budismo, pero en el Zen no hay un dogma como tal. En efecto se cantan algunos sutras, pero esto tiene como propósito central compartir la experiencia en grupo, el Zen no se hace en forma aislada.

Desde mi punto de vista el Zen es una disciplina que nos ayuda a entrenar nuestra mente para ir más allá de los conceptos y de las palabras. Pero de ninguna manera puede considerarse que el Zen está reñido con la racionalidad, tampoco es una disciplina de corte místico en la que se busque algún logro espiritual, en el Zen no existe logro alguno. Así podemos ver al Zen como una vía media entre la racionalidad y espiritualidad, que separadas son incompletas para conocer nuestra esencia. Para el Zen la naturaleza humana original es buena y existe dentro de nosotros, aunque a lo largo de nuestro aprendizaje vayamos incorporando conceptos e ideas sobre el bien y el mal. Como dijo el escritor occidental  E. Young: nacemos originales, morimos copias.

El Zen puede ser el camino para volver a integrarnos a nuestra naturaleza original: la del ser humano no nacido. El Zen es práctica que no implica una creencia en algo externo a nosotros en forma de un monoteísmo o panteísmo. El Zen se constituye como una disciplina libre de creencias religiosas, en el sentido convencional, es neutral en este aspecto. Al practicar no se requiere renunciar necesariamente a nuestras creencias. El Zen se orienta al sentido más profundo de nuestra religiosidad: tocar nuestra esencia.

Anuncios

Actitud Zen


Hay mucha literatura sobre budismo Zen y se hacen afirmaciones que no tienen nada  que ver con lo que podríamos llamar  “actitud zen”. Esto no se aprende en libros ni asistiendo a talleres, es una práctica de dura toda la vida y que pocos están dispuestos a realizar. Al zen se le confunde como “una práctica de meditación en silencio”. Lo cual no es exacto ya que en la práctica (zazen) no hay un objeto sobre el cual meditar o reflexionar, la práctica consiste simplemente en sentarse y respirar en forma natural. He escrito varias notas sobre Budismo zen, ustedes pueden consultarlas  para conocer algo sobre esta disciplina que he practicado durante muchos años.


Por lo pronto les dejo algo divertido sobre la idea de la “mente zen”.  Me compartieron esta imagen  en facebook y nos dimos vuelo con los comentarios sobre “filosofía zen”:

Sienten-Zen, aguanten-Zen, jodan-zen… simple pero difícil jejejé…

safen-zen… 🙂

saquen-zen o sienten-zen..

ya esten-zen

zen o no zen

zen est, ergo sum..

pa-zen pa que soe los zen-en.

pa-zon zen

palabras ahorren-zen… solo sienten-zen, si no larguen-zen…

Eviten-zen la molestia de que los zen-golotién…

he aprendido mucho de esta filósofía y sus aplicaciones cotidianas el día de hoy…

Y todavía no sabes sde sus aplicaciones al arte..

imaginen-zen…

zen tu mismo…

Uso y prácticas en la red


El uso de la red es variado, va desde el correo electrónico para diversos fines hasta el uso intensivo de gran parte de los recursos disponibles. Eso hace que en general se tengan una gran diversidad de puntos de vista sobre lo que es y para que debe servir la red.

Los usuarios más conservadores, sólo usan los motores de búsqueda y el correo. A este tipo de usuarios no les interesa estar en la “redes sociales” y algunos abiertamente lo consideran una pérdida de tiempo.

Otros van un poco más lejos  hacen un blog y tímidamente participan en algunos espacios en la red con un seudónimo (nick). El argumento es que en la red no hay privacidad, que es peligroso dar a conocer  datos personales y que se presta a chismes. Algo de esto es cierto, pero la mayor parte es exagerado, sobre todo por desconocimiento del alcance de los recursos  disponibles en la red. Otros más audaces opinamos que la red debe usarse intensivamente y que es la única manera de inducir cambios y consolidar la cultura digital.

Otro tipo de usuarios tienen como práctica a “bajar” o “subir” música a su móvil o PC en forma compulsiva en muchos casos violando la ley de derechos de autor vigente a nivel internacional. Algunas sub-redes como facebook y youtube tienen reglas para evitar los abusos y hacen recomendaciones a los usuarios sobre las prácticas no permitidas. In cluso limitando o cerrando en forma definitiva la cuentas. Otro uso frecuente es la consulta y copia de contenidos para diversos fines, uno de los más comunes es el de los estudiantes “para hacer la tarea”. Los educadores convencionales lo satanizan, pero tampoco generan estrategias creativas para obtener algún provecho de esta práctica y enseñarles a los estudiantes. Se rechaza la idea de la biblioteca digital, arguyendo que es mejor ir a consultar a la biblioteca, como si esto impidiera que copiaran textos. Además el crecimiento de la población impide acudir a las escasas bibliotecas existentes, normalmente con libros sin contenido actual.

Las prácticas de los llamados “hacker”, algunos de ellos expertos en el uso de la red, ha escandalizado a muchos sectores de la sociedad. La intrusión de los fabricantes de software con las llamadas “cookies”, el acoso de menores en la red y otros abusos; han hecho que emerjan proyectos de ley tendientes a regular las actividades en la red, que con esta excusa tratando de poner  candados a la libertad de expresión y creatividad en la red. Desde mi punto de vista, sin menoscabo de los derechos de autor, que no los intereses del monopolio de la cultura, la libertad en la red no debe limitarse. Sabemos que la red cada vez más incide en la vida pública y que varios procesos  se han disparado en ella. Ahora la red es un  medio eficiente para informarse en lo que ocurre en forma rápida y oportuna, rebasa en mucho a los medios de comunicación convencionales, que además han visto en la red la oportunidad de establecer contacto con su audiencia, lo mismo ocurre con políticos, autores y figuras del espectáculo, en especial en las llamadas “redes sociales” líderes como facebook, twitter y youtube. Por lo que creo que será difícil que salgan adelante iniciativas de ley como la S.O.P.A…sin embargo debemos mantenernos alerta, de que lo van a intentara no hay duda, afortunadamente la industria del internet ya es tan poderosa, y la participación de millones en las red crena un contrapeso importantes.

 

 

Libertad de expresión


En Febrero 20 del 2011 fue mi regreso a la red, decidí conocer las llamadas “redes sociales”. Empecé con facebook con cierto escepticismo, ya que me dí cuenta que los usuarios de esta red no les gusta la participación en grupo, mientras los foros de discusión unían, los muros de facebook separan. Por otra parte, al menos en México, la escasa cultura participativa de la gente hace de los espacios colectivos, llamados en facebook, hace que se conviertan en extensiones de los muros de quienes participan y no les agrada el escrutinio de sus opiniones. Por otra parte campea la intolerancia y los grupitos dentro de los grupotes hacen muy difícil la interacción en esos espacios. En una nota comenté que la gente en facebook vive en cabañas de aislamiento (muros) y no conoce la aldea.

No obstante en el camino inicié varios foros e hice mi red de contactos en facebook, en uno de los grupos conecté a muchos de los integrantes de mi numerosa familia y organicé una comida con la participación entusiasta de algunos de ellos. Otro aspecto es que los usuarios  dedican mucho de su tiempo disponible en internet a jugar, y facebook les brinda una variedad enorme. No me escapé de esto, y ante mi decepción sobre la escaso interés en los foros me dediqué a jugar ajedrez, hasta que me harté, no era lo que buscaba al regresar a la red.

Inicié hace poco más de 4 meses este blog, retomando una idea de 1998 y empecé a darle a los teclazos, esto me llevó al abandono gradual del ajedrez y a dedicarme más a escribir y darlo a conocer en los foros, el resultado ha sido alentador.  mi cuenta en twitter y ahí exploré sus Después de empezar en esto, decidí crearposibilidades. Llegué a la conclusión de que lo importante para incidir en la red  es integrar varios recursos disponibles, y como siempre mi terquedad me llevó a predicar sobre los beneficios en la red, de nuevo con pocos resultados, algo estaba haciendo mal. Me doy cuenta que debo hacer cierto tipo “marketing” para posicionar mis propuestas y es lo que he hecho en los dos últimos meses al participar en foros de facebook.

En general creo que la mayoría de los usuarios del internet no visualiza los alcances de las redes, muchos de ellos no las usan, se declaran “anti-redes”, no les gusta “socializar” en ellas por diferentes razones, entre otras la privacidad. Quienes las usan sólo les interesa para las conversaciones con su círculo cercano, incluso ignoran la funcionalidad de facebook y el alcance de twitter para informarse en forma rápida y oportuna, en la práctica también están “fuera de las redes”. Sigue habiendo una resistencia al cambio, no se han dado cuenta del poder de las redes sociales en internet.

Pero lo grupos interesados en controlarla si. Estamos ante un escenario de una gran guerra en el internet, entre los poderes de los monopolios, y los poderes políticos, y la emergente industria del internet. En lo personal creo que los usuarios, que hacemos una “vida en público” y creamos  contenido en la red, debemos participar activamente para detener cualquier ataque a la libertad de expresión en la red y el control de la misma.