Ojalá sirva….

En esta nota voy a narrar mi experiencia con la diabetes una experiencia muy dolorosa que me hundió en una depresión durante varios años…

Todo empezó a principios de 2006, fui a un examen de la vista y me encontraron un coágulo en el ojo izquierdo, y con un inminente desprendimiento de retina, mi ojo derecho tambien tenía una retinopatía proliferativa muy avanzada. Me operé de de  inmediato, mi retina izquierda quedo dañado permanentente, con un daño que no me permitía leer con ese ojo y perdí el sentido de profundidad, para efectos prácticos quedé con un ojo útil… mi trabajo requería mucha lectura, así que esto significó una limitante…vino entonces la reacción de enojo, me preguntaba ¿porqué a mí?… durante varios años estuve en tratamiento homeopático, acudí por una dermopatia atópica, esta homeopata me mandó a hacer análisis después de varias consultas al ver que no cedía el problema… los vió y me dijo que estaba un poco alta la glucosa, pero no me ayudó a entender la magnitud de esto, sólo se concretó a darme un folletito de una dieta de 1200 kcal para bajar de peso, es decir un programa de choque, ya tenía cerca de dos años que después de haber subido exageradamente de peso estaba a una dieta de alrededor de 1400 kcal pero comía mucha fruta y poca verdura… dejé de acudir con la homeópata cuándo empecé a sentir los primeros síntomas de una neuropatía ardor de pies y dolor en pies y piernas… ella quería ¡operarme de espolones!….Pero cometí un error no acudí a ver a un especialista, únicamente a un colega de mi esposa, médico general que se alarmó por mi estado, y una hernia umblical, pero no se dió cuenta de que ya estaba instalada la diabetes, le comenté todos los síntomas inclusive que veía “manchitas” negras después de leer mucho…De aquí surge una primera observación, cuándo uno tiene sobrepeso lo mejor es ir con un endocrinólogo, no nutriólogo, y nada de tratamientos alternativos..Así llegó al 2006 con una diabetes no tratada y quiza con un avance de unos diez años, por el estado que se encontraban mis retinas. Aquí empecé un tratamiento con una mágnifica diabetóloga (endocrinóloga e internista), quien me explicó la gravedad de mi estado de una manera clara y sin dramatizaciones… así empecé una dieta y un control médico que me ha permitido un manejo adecuado de la diabetes, ahora acudo con otro endocinólogo tambien muy bueno ya que la doctora cambió de residencia… pero aún así en 2007 y con todo la aplicación de laser en ambas retinas, nos gana un coágulo en el ojo derecho… otra vez la vitrectomía y la aplicación del laser este fue el momento más dificil…Mi depresión ya instalada hizo que mi productividad bajara, esto coincidió con un cambio de políticas de un producto del que tenía la representación, y el 2006 fue un fracaso total cómo nunca me había ocurrido, por si fuera poco mi esposa operada por cáncer de mama.. así llegó al 2007… con un escenario complícadísimo y un momento después de la operación y la aplicación de laser perdí la capacidad de leer con ambos ojos y mi recuperación duró casi tres meses, esto me retiro de mi actividad laboral y vino el derrumbe…


Todo el 2007 no tenían deseos de hacer nada y me la pasaba dormido casi todo el día, en alguna plática con mi esposa le comenté que mi vida ya no tenía sentido y que no quería ser una carga para ella, se le salieron las lágrimas y me dijo que no pensara en eso que iba salir de ese estado. Llegó el 2008 y en Marzo llegó mi hija de Francia después de haber concluído su doctorado, ella reaccionó con enojo,  empezó a regañarme a decirme que no durmiera tanto que hiciera algo, a mi me dió gusto verla de regreso pero chocabamos contínuamente. Mi hijo siempre disponible cuándo lo necesitaba me escuchaba y me hacia algunoas comentarios, además asumió mis deudas.

Durante ese tiempo tuve poca interacción con el mundo inclusive mi interés por un sitio en Internet propio, en dónde había integrado una red de amigos, desapareció, traté de retormarlo para tener algo que hacer pero no pude. Una de mis cuñadas me dió un trabajito en algo que se hacer bien, escribir contenido en internet y hacer recomendaciones para la mejora de  sitios web, pero no podía escribir ni un párrafo, lo único que más o menos me interesó  fue montar un blog y agregarle notas perodísticas. Un amigo, que en la actualidad considero que es el mejor que he tenido, me ayudó económicamente desde 2007  para hacerme  la segunda vitrectomía y asumió el pago del sitio en internet mencionado, además me invitaba continuamente a desayunar o comer tratando de que yo platicara, tenemos muchos intereses en común, pero yo estaba callado casi todo el tiempo. Toda esta ayuda no me estaba sirviendo para salir de la depresión.

Pasó entonces algo inesperado regresó de su tierra una señora a quien en 2006, después de haber trabajado casi 13 años con nosotros ayudándanos en las tareas domésticas, ya no pude pagarle por sus servicios. Pensó que mi situación ya había mejorado y me pidió que le diera trabajo, al no poder contratarla le dije que se quedara con nosotros mientras encontraba un trabajo de “planta”, durante seis meses tuvo algunos trabajos eventuales, y en forma espontánea nos ayudaba en la casa sin paga. Durante ese tiempo empezamos a platicar de cosas sencillas, como un par de comadres, se me pasaba el tiempo sin sentirlo. Su hijo que estaba estudiando unos cursos en computación,  tambien vivía con nosotros y fue otro factor que me ayudó durante  2007 y 2008;  cuándo monté el blog para la empresa de mi cuñada y le enseñé cómo hacerlo, los juegos olímpicos nos dieron temas para platicar y discutir, todas ellas actividades que me encanta realizar.  La señora de quien he hablado decidió regresar a su casa y me pidió que  hospedara a su hijo a cambio de que él continuara apoyándome, yo acepté con gusto. Se convirtió entonces en mi acopañante además de ayudarnos en la casa. En ese momento empecé a remontar la cuesta.

Mi experiencia me dice que los familiares o personas muy cercanas poco pueden hacer, es obvio que apoyan enormenmente, pero sus esfuerzos son infructuosos. Pero personas interesadas en uno y cierta cercanía, pueden ayudar con su afecto y cosas sencillas.  No experimentamos  con apoyo psicológico, creo que no sirve si el la persona con depresión no lo acepta. Así lo que se requiere es una buena compañía, tal vez un cuidador profesional con un perfil adecuado.


Transcurrieron 2009 y 2010, ahora con mi joven acompañante y ahora mi amigo, la depresión seguía instalada pero ya tenía más ánimo, pero sin hacer nada importante. Durante ese tiempo mi nuevo amigo me insistía en que conociera facebook. Lo  consideraba otra más de las modas en internet que usaban para pláticas ligeras entre amigos y subir fotos. En febrero de este año decidí ver de que se trataba, la impresión inicial que tuve no cambió mi idea previa. Decidí explorar sus posibilidades y formé algunos grupos en un intento por reintegrar mi red de amigos (Febrero 2o11), establecí de inmediato los contactos y los invité a mis primeros grupos… ¿qué ocurrió?… una pobre respuesta me dí cuenta entonces que facebook es muy individualizado y la gente sólo usa su muro para lanzar al viento sus estados de ánimos y subir fotos… estaba decepcionado… pero me quedé, seguí buscando y encontré entre los juegos…

!!Ajedrez!!… al principio pensé que eran aficionados novatos, pronto me dí cuenta que había jugadores muy fuertes y me llevé mis primeros tropiezos, entonces en forma compulsiva empecé a jugar hasta llegar a jugar más de ocho horas diarias. Fui conociendo personas y formé un grupo al que llamé Foro de Ajedrez, ahí he hecho buenos amigos. El juego me sobrestimuló, cuándo vi a Lalo  me dijo que me veía muy acelerado y me comentó que tal vez no era bueno jugar tanto. Tenía razón era una actividad muy intensa y podría venir el desgano y una recaída. Consideré  su punto de vista y empecé a disminuir  el tiempo frente al tablero, incluso me vino cierto desgano para jugar. Seguí con ese exceso de energía y la empecé a canalizar hacia otras actividades, seguí viendo el potencial de los recursos de facebook y fluyeron las ideas después de muchos años de sequía. Esto me llevó en esta semana (Septiembre 2011) a explorar el tema de las redes sociales y retomar un proyecto abandonado: mi bitácora de internauta.

<hr>

Noviembre 2011

Así me encuentro ahora con mucha actividad y alerta contra una posible recaída, se que las depresiones son recurrentes y que debe tenerse cuidado. Esta experiencia me dice que las actividades que nos han sido placenteras nos pueden ayudar para manejar la depresión,  es necesario insistir en esto, el interés no regresa de inmediato, y desde luego tener un apoyo. Mi joven amigo me ha ayudado a lo largo de este proceso.  Ahora tengo otro apoyo con mi nueva red de amigos, les dicen “virtuales”,  pero es algo real. Mi comunicación con mi esposa está reestablecida.  Con mi hijo quien siempre me dió su afecto y ha estado disponible cuándo lo he necesitado, aunque nuestro intereses son muy diferentes, es de nuevo camaradería, cómo cuándo ibamos al estadio a ver futbol. Con mi hija espero verla nuevamente para tener un acercamiento  con ella.  Recientemente en el consultorio, me puse a platicar animádamente con  la doctora  y casi al final me dijo; es la primera vez que lo veo reir.

Hasta aquí llegó… ojalá que sirva de algo.

PD El 8 de Diciembre regreso al Zen do.

Anuncios
Publica un comentario o deja una referencia: URL de la referencia.

Comentarios

  • dorelena  El octubre 4, 2011 a las 10:15

    http://scienceblogs.com/neurophilosophy/2010/07/feeling_blue_seeing_gray.php

    Una liga interesante sobre la depresión desde las ciencias cognitivas…. tiene ligas interesantes sobre el tema…. entre un 40-50% de la población sufre de depre en algún grado… entonces si no podemos con ella al menos exhibámosla

  • elprofetiraondas  El octubre 4, 2011 a las 11:29

    Es interesante el artículo, voy a subir la traducción al blog.

  • Enrique  El enero 6, 2012 a las 17:44

    Jorge:
    Lamento que hayas pasado por situaciones de salud tan complejas y desgastantes en estos últimos años, sin embargo me da gusto leerte con renovado entusiasmo para continuar compartiéndonos tus experiencias e inquietudes en esta tribuna abierta que sigue siendo internet.
    Te mando un abrazo desde Monterrey.

    Enrique

    • Editor  El enero 6, 2012 a las 18:19

      Así es la vida, nadie sabe que puede pasar. Además nuestra educación en salud es pésima y en muchos casos no nos informamos a tiempo.

      Va también un abrazo con el afecto de siempre Quique

  • Silvia Clementina Izazola Ezquerro  El enero 31, 2012 a las 11:55

    Gracias Jorge la forma en la que narras tu experiencia es por demás enriquecedora. No rompe del todo con el mito de la solidaridad familiar sino que más bien lo nutre, pues como señalas, cada quién a su modo aporta apoyos. Lo vital que el que los reciba los perciba como tales. Otro punto básico acudir con los especialista a los primeros síntomas. También la famosa cadena de favores tu ayudas u recibes ayuda. Ojalá que fuese siempre garantía. Yo creo que habrá que seguir haciendo lo que le corresponde a uno, ese es el alimento del espíritu. Gracias nuevamente me dejas puntos de encuentro para conmigo y los míos. Si te es factible facilítame los datos de tu diabetóloga o diabetólogo como tu les nombras. De acuerdo a la brevedad me contacto por vía telefónica contigo. Muchos abrazos concretos, al igual que tú no creo en los afectos virtuales. Silvia

    • Editor  El enero 31, 2012 a las 13:56

      Silvi te da un gustazo saber de tí, Fanny Rodróguex vive en Metepec, pero no tengo sus datos, Isamel Chavira atiende en Zacatecas 44-404 en la Col. Roma y actualmente mi médico tratante es Astrid Vergara que me atiende en el ISSSTE, cuando la vea le pido su tel, por inbox de facebook te mando su correo.

Trackbacks

  • Por Mi retorno a la red… « profetiraondas el octubre 30, 2011 a las 13:53

    […] fuera de internet producto de una depresión consecuencia de mi  diabetes que narro en mi nota Ojalá sirva  durante ese tiempo exploré la funcionalidad de worpress y empecé el Interforos y otros amigos […]

  • Por Mi retorno a la red, « Uso de Redes Sociales el octubre 31, 2011 a las 6:23

    […] fuera de internet producto de una depresión consecuencia de mi  diabetes que narro en mi nota Ojalá sirva  durante ese tiempo exploré la funcionalidad de worpress y empecé el grupo  Interforos y otros […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: